Reseña de “Bendita tú eres”, de Carlos Barea

Título: Bendita tú eres

Autor: Carlos Barea

Editorial: Egales

Comprar: EGALES

SINOPSIS:

Ángela es una monja que lleva más de treinta años enclaustrada en un convento. Una noche, tras terminar de rezar en su celda, tiene un accidente que provoca que el resto de hermanas descubran el secreto que llevaba guardando durante décadas. Tras ser expulsada de la congregación, acabará resguardándose en un modesto piso del barrio de Lavapiés desde el que tendrá que aprender a vivir en un mundo al que pensaba que nunca más tendría que volver a enfrentarse.
 
Bendita tú eres es una historia con tintes de novela iniciática que gira en torno a la búsqueda —forzada— de la identidad y donde se mezcla el imaginario religioso con elementos de la cultura popular. Un relato que pone en cuestión la constante necesidad de categorizar las identidades, así como los mecanismos sociales que obligan a ello.

RESEÑA:

Cuando vi el argumento de la primera novela publicada de Carlos Barea, enseguida sentí mucha curiosidad por leer esta obra y cuando empecé a leer la novela, en la primera página me quedé con la boca abierta. Sin duda me pareció tan original, que no pude parar de leer.

Lo primero que llama la atención de esta historia es la ambientación que Carlos Barea consigue crear y cómo hace que llegue hasta ti, de forma tan sencilla y humilde, a la vez que inteligente. La narrativa está casi exenta de diálogos y vamos leyendo cada página introduciéndonos en los pensamientos de la protagonista, Ángela.

No es una novela larga en absoluto y se lee muy rápido, por lo que atrapa. En un mundo sin móviles, que podría ser ochentero, centrada en el Lavapiés de Madrid y llena de simbolismos religiosos, “Bendita tú eres” es un viaje sobre la mente de Ángela, una persona que no lo ha tenido nada fácil para conseguir ser lo que era y que un fatídico accidente hizo que una verdad que ella escondía fuera descubierta por sus compañeras de convento y acabara expulsada a un piso de acogida del que también la quieren expulsar.

El dramatismo de los pensamientos de Ángela, su comprensión de las cosas, su miedo casi infantil al mundo exterior y la forma en la que cree que puede salir de todo convierten a este personaje en uno de los más fascinantes que he leído en mucho tiempo. Al leerla tenía la sensación de estar viendo una de las primeras películas de Almodóvar. No sé si Carlos Barea será seguidor o no de su cine, pero esa fue mi sensación.

La historia tiene varios personajes secundarios de oro, como el estanquero enamorado de Ángela, o la vecina que pide auxilio y hace que Ángela se obsesione por ella.

Escrita de una forma casi impecable, se nota que se le ha dedicado tiempo a conseguir una narrativa exquisita, digna de un autor consagrado. Sin duda, este debut no me ha dejado indiferente y estoy deseando que vaya publicando más cosas para comprobar cómo se va desarrollando el talento de Carlos Barea.

Como escritor, mi forma de leer es muy crítica, porque me fijo mucho en la gramática, ortografía y errores tipográficos. En cuanto a esto, la novela saca un sobresaliente.

Recomendadísima para amantes del drama trágico y solitario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s